Volver a Inicio

El colegio Aquelarre nace el 23 de febrero de 1998, contando con una matrícula de 130 alumnos, quienes estaban distribuidos de 1° a 6° año básico. La planta docente estaba constituida por 7 funcionarios, los que tuvieron la noble misión de dar vida al proyecto educativo, que es la columna vertebral del establecimiento, basándose en la metodología educacional extraescolar. Esta, estaba enfocada en el deporte y la recreación, pilares fundamentales para lograr un funcionamiento y trabajo óptimo, lo que se ha mantenido hasta la actualidad.
Este colegio es, en esencia, una institución que apostó por educar en la cercanía con el estudiante. Es indispensable, para el proyecto educativo, tener siempre la figura del alumno en el quehacer directivo y docente, junto con la disciplina, el respeto y la obediencia, juegan un papel fundamental, lo que ha tenido como consecuencia que el colegio Aquelarre, se posicioné como uno de los colegios de mayor excelencia de la región.
Claramente, el camino no ha sido fácil. El ser el primer colegio particular subvencionado de la comuna, significó un gran avance y una apuesta segura para la educación, por el hecho de que un número significativo de apoderados confiaron en la misión del colegio, y lo vieron como una nueva oportunidad para sus hijos e hijas. No obstante, lo complejo fue la forma en que lo observaron los colegios de los alrededores: un riesgo que significaba una pérdida en sus matrículas. Pese a lo complejo, la visión del establecimiento siempre estuvo clara, trabajar por la excelencia académica.
El establecimiento siempre ha basado su quehacer pedagógico en la única y principal finalidad de buscar y sacar lo mejor de cada uno de sus estudiantes, gracias al apoyo incondicional y profesional de todos los docentes que componen la institución. Esto se demuestra con las 17 generaciones de egresados, es decir, aproximadamente 510 alumnos, quienes de alguna u otra manera, han contribuido en el avance comunal de Teno, sobretodo, en los estándares educativos.
Las metas propuestas al comienzo de la fundación de esta institución se han superado con creces. El principal ideal se enfocaba en que, en el transcurso de 15 años, la comuna de Teno iba a contar con 50 nuevos profesionales. Este objetivo ha sido superado con creces, pues hay muchos exalumnos que se encuentran trabajando en distintos lugares del país, e incluso, en el extranjero, lo que fomenta la motivación por el trabajo docente. Asimismo, esto da cuenta que el proyecto educativo es sólido, flexible, con metas y objetivos claros, pero por sobretodo, valorando el más preciado lema, relacionado a la disciplina, el respeto, la obediencia y el deporte.